Por si no teníamos suficiente con la cantidad de oportunistas que se dedican a revender productos como la ya descatalogada Nintendo Classic Mini NES, ahora nos toca hacer frente a un nuevo problema, las falsificaciones de la pequeña consola de Nintendo. Hace unos días aparecieron en las famosas tiendas de importación AliExpress y AliBaba estas falsificaciones, que aunque parece ya han sido retiradas, suponemos que muchos se habrán hecho con ellas y no sería de extrañar comenzar a verlas rondando por eBay o los canales habituales de venta de segunda mano.

Esta falsificación pretende imitar casi a la perfección a la original, aunque algunos pequeños detalles la delatan. Detalles como que el logotipo de Nintendo esté un poco torcido…

La consola en cuestión, lógicamente no licenciada por Nintendo, copia casi a la perfección tanto el propio sistema como los embalajes, mandos y cableado incluido. Los materiales y acabados difieren poco de la original, incluyendo los puertos para los pad, salida HDMI y logotipos originales (aunque en este caso en concreto, se notan pequeñas diferencias en la impresión de los logos respecto a la consola original).

Las principales diferencias las encontramos en el propio sistema operativo de la consola, que aunque primera vista pueda parecer idéntico al original, no es el caso. Diferencias tanto en tamaños como en tipografías utilizadas, distintos (aunque muy similares, hay que fijarse en detalle) iconos utilizados o diferencias en el tamaño de las carátulas de los juegos son algunos de los aspectos que más llaman la atención a primera vista.

A la izquierda, menú de la versión falsificada. Al fijarnos en detalle vemos pequeñas diferencias en los iconos de sección, así como en el tamaño de las tipografías utilizadas en el título de los juegos. También la composición de la parte superior del menú, imitando la carcasa de una NES en la versión original, difiere en la copia. Mientras que en la original vemos completas sólo 4 carátulas (y dos más cortadas) en la falsificación aparecen 5.

Entendemos que muchos se darían por satisfechos haciéndose con una unidad como ésta, pero es importante destacar que al tratarse de una falsificación, no cuenta ni ha pasado por los controles de calidad que sí pasa cualquier producto oficial, además de estar pagando un precio elevado para tratarse de una copia. Por otro lado, el principal problema viene cuando es más que probable que muchas de estas unidades terminen siendo vendidas como si de consolas originales se tratase, donde se da el auténtico fraude.

Personalmente creemos que es muy lamentable todo lo ocurrido con el tema de las reventas, y ahora las falsificaciones, surgido a la sombra de la mini de Nintendo, problema que nunca habría llegado a darse de haberse producido una tirada más numerosa que hubiera satisfecho la demanda del mercado y que esperemos se solucione en el anunciado lanzamiento de la Nintendo Classic Edition Super Nintendo. Sed precavidos si os decidís a comprar una Nintendo Classic Mini NES en el mercado de segunda mano, e intentad confirmar que se trata de una unidad legítima. Desconfiad de precios demasiado baratos (teniendo en cuenta la situación actual del mercado).

No olvides seguirnos en nuestro perfil de facebook o también a través de nuestra cuenta de twitter si no te quieres perder más artículos como éste y estar al corriente de las últimas noticias del mundo de los videojuegos clásicos.

Gracias al foro NeoGaf por la información