Como ya os adelantábamos hace unos días, SEGA finalmente ha confirmado de forma oficial en el SEGA Fes el lanzamiento a finales de este 2018 (y coincidiendo con el 30 aniversario del lanzamiento del sistema original) de una versión mini de una de sus consolas más queridas, la SEGA Mega Drive.

Hacía semanas que se venían escuchando rumores del hipotético lanzamiento, pero sobre éste esperado anuncio planeaba una sombra de incertidumbre, algo que muchos nos temíamos pero que no queríamos pensar que pudiera ser cierto. Nos referimos a la confirmación por parte de AT Games (a través de su cuenta de Facebook) de que formará parte del equipo de desarrollo de este nuevo sistema. Algunos seguramente no comprendáis muy bien donde está el problema, pero vamos por partes.

La poco fructífera relación de AT Games y SEGA hasta el día de hoy

Como seguramente muchos ya sepáis, la compañía AT Games tiene a sus espaldas un largo historial de consolas, de más que dudosa calidad, licenciadas por SEGA. Desde sistemas de sobremesa pasando por consolas portátiles, AT Games ha explotado la licencia de SEGA durante los últimos años sin que a la compañía nipona pareciera importarle demasiado la calidad de los productos que llegaban a los usuarios bajo su nombre.

Con esto, han conseguido ganarse una no demasiado buena reputación en el sector, siendo el centro de las críticas de muchos de los usuarios que decidieron adquirir alguno de sus sistemas. Aunque hace unos días escuchamos en boca del mismísimo director de operaciones de SEGA, Kenji Matsubara, que estaban en contacto directo con AT Games para mejorar sus consolas, cualquiera que haya tenido el dudoso placer de jugar a cualquiera de sus productos sabe el gran trabajo que tienen por delate si quieren estar a la altura de lo que los usuarios esperan de una compañía como SEGA.

La emulación en sí

Quizá el punto clave de consolas de este tipo. Con un hardware muy limitado (recordemos que por norma general, este tipo de consolas no emula el hardware real de la consola, si no que ejecuta un emulador) la experiencia de juego queda bastante lejos de lo que podríamos esperar de un producto oficial. Pero si algo destaca, y no precisamente por sus buenos resultados, es el sonido. El sonido siempre ha sido uno de los puntos flacos en cuanto a la emulación del sistema de SEGA, pero tratándose de un producto oficial (o licenciado, como prefiráis llamarlo), deberían haber puesto más empeño en mejorar este aspecto, que en algunos juegos hace que el resultado final sea bastante pobre.

Calidad de materiales y acabados

Otra de las quejas recurrentes en los productos de AT Games por parte de sus usuarios es la mala calidad de los materiales y acabados de sus consolas. Sin duda, el aspecto de este tipo de sistemas es parte fundamental de la experiencia, ya que buscan en gran medida revivir la nostalgia en el jugador. Este aspecto negativo también es patente en los mandos de control, de nuevo una pieza clave en un sistema de juego, que quedan muy lejos de la calidad que SEGA nos ofreció en su día con la Mega Drive original, aunque en apariencia sean muy parecidos.

Imaginamos que SEGA buscará mejorar todos estos aspectos (y muchos otro, como por ejemplo los diseños de los embalajes) para esta nueva Mega Drive Mini, ya que además en esta ocasión sí que parece que será la propia compañía la que la promocione y distribuya, al menos en suelo japonés. Sin duda, SEGA pretende repetir el éxito de Nintendo con su Nintendo NES y Super Nintendo Mini, ambas productos avalados por los usuarios tanto por su calidad en cuanto a emulación y sobre todo acabados y aspecto en general.

Uno de los pocos puntos a favor que tenían las consolas de AT Games respecto a su competencia directa era que gran parte de sus sistemas de sobremesa incluían slot para poder jugar con cartuchos originales, algo que parece que no será así en la nueva Mega Drive Mini, viendo el tamaño de la misma. Faltan aún muchos detalles por confirmar, y parece que será SEGA la que lleve la voz cantante en este aspecto. Lo principal a conocer por nuestra parte, es la fecha de lanzamiento en nuestro territorio, ya que por ahora sólo se ha confirmado la fecha para el mercado japonés.

Tendremos que esperar aún para comprobar si SEGA cumple la promesa de traer un sistema con el que agradar a los fans más fieles de su compañía, y no otro sistema de baja calidad con el que rascarnos el bolsillo. Desde luego, y contando con que nos encontramos en el año en el que se cumplirán 30 años (sí, 30 años, cómo pasa el tiempo) del lanzamiento de su Mega Drive la oportunidad no puede ser mejor. SEGA, no vuelvas a fallarnos.

twitter si no te quieres perder más artículos como éste y estar al corriente de las últimas noticias del mundo de los videojuegos clásicos.twitter si no te quieres perder más artículos como éste y estar al corriente de las últimas noticias del mundo de los videojuegos clásicos.

Compártelo!