Quizá por deformación profesional, no soy muy dado a hablar de productos de terceros, no me gusta hacer “publicidad gratuita” a nadie, pero creo que en este caso, y tratándose de este tipo de artículo, merece la pena compartir esta información, pues seguro que más de uno lo agradecerá.

Llevaba tiempo con la idea de adquirir un mando bluetooth, principalmente para utilizarlo con emuladores en el teléfono móvil (todos sabemos lo mal que se juega a la gran mayoría de títulos clásicos con controles táctiles) y también para usarlo en otras plataformas, como el ordenador, android tv, etc. Había escuchado hablar muy bien los productos de 8Bitdo, marca que ha crecido rápidamente en popularidad en los últimos años.Incluso había probado alguno de sus modelos, con resultados bastante satisfactorios, pero nunca me había hecho con uno de ellos hasta ahora, en concreto con su modelo más pequeño, el 8Bitdo Zero, del que hablamos hoy.

8bitdo001

El embalaje, sencillo pero de cuidado diseño, cumple con su cometido. En la parte trasera del mismo se encuentran las instrucciones de configuración del mando con cualquiera de los dispositivos con los que es compatible.

Me decidí por este modelo principalmente por dos factores. En primer lugar, buscaba un mando de tamaño muy reducido, para poder llevarlo conmigo a cualquier parte sin sensación de cargar “un trasto mas”, y este modelo, con sus 75×35 milímetros os aseguro que es lo más pequeño que vais a encontrar en el mercado. Eso si, al igual que esto puede ser una ventaja de cara a convertirse en un mando muy portable y cómodo en ese sentido, puede suponer un problema para gente con manos grandes, y con ello no proporcionar un buen agarre a la hora de jugar. En segundo lugar, y no menos importante, tenemos el precio. Por tan sólo 8€ (envío incluído) puedes tener este mando en casa, eso si, comprando directamente a vendedores en China o Hong Kong a través de páginas como eBay. Si prefieres comprar a un distribuidor nacional el precio asciende a unos 15/20€, envío a parte.

8bitdo002

La expresión “cabe en la palma de la mano” le queda grande a este pequeño pero gran dispositivo

Lo compré sin demasiadas expectativas, debido a su bajo coste esperaba un producto de dudosa calidad, que cumpliese sin más su función, pero he de reconocer que una vez lo recibí, tras cerca de un mes de espera (algo habitual en compras a los países del lejano oriente) me llevé una grata sorpresa. Este pequeño mando superó, y con creces, lo que esperaba de el. El mando se presenta en un sencillo blister, en el que además del propio controlador se incluye un cable MicroUSB (para su carga) y una correa de seguridad para enganchar en nuestra muñeca durante el juego. Los acabados y materiales son de buena calidad, mejores incluso que en mandos clónicos de precios más elevados.

8bitdo003

Podéis haceros una idea del tamaño real del dispositivo comparándolo con el terminal del cable USB. Pese a su pequeño tamaño, el agarre es bueno

Tras la primera impresión llegó el momento de probarlo, y después de una sencilla configuración lo tenía conectado a mi teléfono móvil. Recordemos que el mando es compatible casi con cualquier dispositivo que admita bluetooth: teléfonos móviles (tanto iOS como Android), ordenadores (Windows o MacOS) tablets, etc. En cuestión de segundos estaba exterminando soldados en Metal Slug X en la pantalla de mi smartphone, y todo ello controlado con el pequeño pad, al que una vez le coges la postura, se deja jugar bastante bien.

La cruceta y botones son casi del tamaño de un pad normal, detalle que se agradece pese a las reducidas proporciones del dispositivo. Cuenta con un total de 8 botones (select y start, que a la vez se utilizar para encender y emparejar el controlador, y 6 botones de acción, dos de ellos gatillos, más que suficientes para la casi totalidad de juegos clásicos). Tanto cruceta como botones tienen muy buen tacto y sensibilidad, y como comentábamos anteriormente, las sensaciones durante el juego son muy satisfactorias. A nivel de duración de batería, el fabricante promete hasta 18 horas de juego, y he de decir que tras la primera carga, habré jugado unas 10 horas con el y aún no ha dado signos de flaqueza.

8bitdo004

El diseño, en colores blanco y granate, y con las dos franjas horizontales que cruzan el mando, nos trae a la mente el diseño original de la Famicom, la versión japonesa de la que aquí conocimos como Nintendo NES (con diferente diseño)

En conclusión, un complemento ideal para nuestros dispositivos móviles o mando secundario para tener por casa, y que sinceramente, al precio al que se puede encontrar veo casi una compra obligada para todo el que de un mínimo uso a su teléfono móvil como centro de emulación. Os advierto que los tiempos muertos en la sala de espera del dentista o trayectos diarios en transporte público no volverán a ser lo mismo, ¡avisados quedáis!

No olvides seguirnos en nuestro perfil de facebook o también a través de nuestra cuenta de twitter si no te quieres perder más artículos como éste y estar al corriente de las últimas noticias del mundo de los videojuegos clásicos.

Compártelo!