Ya está, finalmente Nintendo ha confirmado el lanzamiento de la llamada Super Nintendo Classic Edition para el próximo 29 de septiembre. Se disipan las dudas de si finalmente llegaría al mercado y sobre todo cuando lo haría, ya que se daba por sentado que más pronto que tarde la tendríamos entre nosotros. Lo sabemos, estáis ansiosos por haceros con esta nueva consola de Nintendo, y más viendo el revuelo generado alrededor de su antecesora. Tras la resaca del anuncio, vamos a analizar algunos de los detalles de los que por ahora disponemos.

¿21 juegos de un catálogo como Super Nintendo?

Si, son pocos, no nos vamos a engañar. Les ha tenido que ser muy complicado elegir tan sólo 21 juegos dentro de un catálogo tan extenso y con tan grandes títulos como el que nos ofrece El Cerebro de la bestia. Estoy convencido que cualquiera de los que os dejéis caer por aquí tendréis vuestros propios títulos favoritos y que muchos de ellos no estarán incluidos en la selección anunciada por Nintendo. Algunas de las ausencias más notables posiblemente sean títulos del peso de Illusion of Time, Secret of Evermore, Parodius, Killer Instinct, Turtles in Time, Knights of the Round, Chrono Trigger, Demon’s Crest, Final Fight y un largo etcétera. Aunque como comentábamos anteriormente, no descartemos variaciones en el listado final de juegos de la versión europea (y japonesa) de la consola. El listado publicado a día de hoy se compone de los siguientes títulos:

  • Contra III: The Alien Wars™
  • Donkey Kong Country™
  • EarthBound™
  • Final Fantasy III
  • F-ZERO™
  • Kirby™ Super Star
  • Kirby’s Dream Course™
  • The Legend of Zelda™: A Link to the Past™
  • Mega Man® X
  • Secret of Mana
  • Star Fox™
  • Star Fox™ 2
  • Street Fighter® II Turbo: Hyper Fighting
  • Super Castlevania IV™
  • Super Ghouls ’n Ghosts®
  • Super Mario Kart™
  • Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars™
  • Super Mario World™
  • Super Metroid™
  • Super Punch-Out!! ™
  • Yoshi’s Island™

20+1 Juegos

A muchos les ha llamado la atención, sin valorar si son o no pocos juegos los incluidos, el “+1” en el enunciado de los títulos. Esto se debe a que uno de esos juegos, el que entendemos consideran “el juego extra”, no es otro que Star Fox 2, juego que nunca llegó a ser lanzado de forma oficial para la 16 bits de Nintendo en su momento, todo un regalo a los fans de la franquicia.

Los juegos conocidos hasta el momento son los confirmados para la versión americana de la consola, y aunque Nintendo España ha compartido el mismo listado en su web suponemos que finalmente variará alguno de los títulos en la versión europea. Juegos como Super Mario RPG, Final Fantasy III (o VI) o Earthbound nunca llegaron a nuestro territorio, y resultaría cuanto menos curioso que lo hicieran ahora.

2 mandos incluídos de serie con la consola

Otro de los detalles más comentados es la inclusión de dos pads de control en el paquete de serie, y no uno como en el caso de la NES Mini. Esto no implica que Nintendo no vaya a vender mandos extra a parte, ya no sólo pensando en esta Super Nintendo Classic Edition si no también en la posibilidad de utilizar estos mandos en Switch o Wii U como ya ocurre con los de su predecesora. Al igual que en su hermana pequeña no se incluye transformador de red, podréis utilizar cualquiera que tengáis por cada o conectarla directamente al puerto USB de vuestra televisión si ésta dispone de el.

Precio

Sin aún confirmación oficial por parte de Nintendo Europa, se prevé que el precio sea una conversión “directa” de los 79,99$ anunciados en territorio norteamericano, lo que vendrían a ser 79,99€ al cambio. Es habitual, aunque no justo del todo, este tipo de conversiones para nuestro mercado. Aún no hay opción para reservar la consola en nuestro territorio, hay rumores que indican que estará disponible en preventa a partir de hoy mismo, aunque como decimos son todo rumores a falta de confirmación oficial. Os mantendremos informados de las últimas novedades respecto a este aspecto.

Unidades disponibles

Si como se supo finalmente fueron 2.000.000 de unidades las puestas a la venta de la Nintendo Classic Mini NES, y los problemas de stock fueron más que notables (hasta la propia Nintendo tuvo que salir al paso pidiendo disculpas por la falta de unidades disponibles en las estanterías de las tiendas) se espera que en esta ocasión no cometan el mismo error, y la cantidad de unidades sea notablemente superior. Es más que probable que se repitan escenas como las ya vividas hace apenas unos meses de reservas agotadas, reventas por doquier y en general usuarios desesperados por hacerse con una unidad de la nueva consola de Nintendo. Os recomendamos estar atentos, reservar vuestra unidad y sobre todo ser respetuosos y evitar las reventas, tanto para la compra como por su puesto para su posterior reventa.

Es de esperar que, al igual que se empieza a hacer en conciertos o eventos deportivos, se limite el numero de unidades vendidas por usuario, y evitar así que se repitan escenas de resellers compartiendo fotos de los palets repletos de consolas a la venta por el doble o triple de su precio original, aunque eso es algo que queda en la mano de los canales de venta y para lo que Nintendo poco puede hacer por su parte.

Conectividad y ampliación

En algunos medios se está especulando con la posibilidad de que en esta ocasión la consola sí cuente con conexión a internet y posibilidad de ampliar (de forma legal) el número de juegos disponibles. Mucho nos tememos que esto no será así, y al igual que su predecesora, nos encontraremos frente a un sistema cerrado en ese sentido. Recordemos que este aspecto también influiría en el precio de la consola, y que si se hubieran decidido a incluir posibilidad de conexión a internet seguramente nos encontraríamos ante un coste bastante superior al anunciado.

Éxito asegurado antes de salir al mercado

No cabe duda que Nintendo Classic Mini NES fue uno de los grandes éxitos del pasado año, y conseguir eso en un mercado como el de los videojuegos no es tarea fácil. Nadie se plantea que el caso de su sucesora vaya a ser diferente, y se da por echo que no sólo igualará el éxito de su predecesora si no que incluso son muchos los que aseguran que será aún mayor. Desde luego, viendo cómo se desarrollaron los acontecimientos con NES Mini, y viendo el revuelo generado en apenas unas horas desde el anuncio de este nuevo sistema, parece que Nintendo ha vuelto a dar en el clavo.

Las diferencias a nivel estético son notables para cada región, destacando especialmente el embalaje de la pequeña consola. Destaca especialmente la versión americana del sistema, con ese diseño tan peculiar y que tanto nos sigue llamando la atención por nuestra tierra

Se confirma la tendencia de las consolas Mini

Hasta hace unos días, y sin aún confirmación oficial por parte de Nintendo, era una incógnita si Nintendo seguiría con la tendencia de lanzar todas sus consolas clásicas en versión reducida. Tras el anuncio de este nuevo sistema, ya prácticamente nadie pone en duda que el próximo año tendremos una Nintendo 64 Mini en el mercado, y habrá que ver hasta donde llega Nintendo. La única duda que muchos parecíamos tener era si esperarían al respectivo 30 aniversario de cada consola para anunciar su lanzamiento, duda que parece disiparse con el lanzamiento de Super Nintendo Classic Edition. Desde luego, desaprovechar el tirón ganado con la NES Mini seguramente habría sido un error, además del buen momento que vive todo lo relacionado con los videojuegos clásicos en general.

La única duda que nos gustaría disipar es si Nintendo Classic Mini NES se planteó como un sistema único y su éxito ha llevado al desarrollo de Super Nintendo Classic Edition o si por el contrario, todo formaba parte de un plan elaborado por Nintendo de ir lanzando todos sus sistemas clásicos en versión reducida.

Diferencias regionales

En su día, las diferencias a nivel estético para las diferentes regiones fueron notables, especialmente en el caso de la versión americana, mucho más cuadrada (y por qué no decirlo, fea) que la versión distribuida tanto en territorio Europeo como Japonés, la que llegó a nuestra tierra. También los embalajes diferían de una región a otra, destacando por ejemplo el colorido aspecto de la caja japonesa frente a la europea, mucho más sobria que su hermana nipona. Todas esas diferencias llegarán también a las versiones mini de la 16 bits de Nintendo, contando cada territorio con su propia edición a imagen y semejanza de la distribuida en su momento. También está pendiente de confirmación, y como ya hemos comentado lineas más arriba, si el listado de títulos variará en función de la región como ya ocurrió en el caso de NES Mini.

No olvides seguirnos en nuestro perfil de facebook o también a través de nuestra cuenta de twitter si no te quieres perder más artículos como éste y estar al corriente de las últimas noticias del mundo de los videojuegos clásicos.